La finca familiar “Alta Calera”  se ubica en las proximidades de Zarza de Granadilla, una pequeña localidad cacereña del norte de Extremadura. La finca cuenta con un rebaño de cabras propio no sometido a estabulación, que se encuentra en régimen de pastoreo racional, obteniendo así la diversidad de matices aromáticos y vegetales propios de estas tierras de Granadilla, que varían en función  de la estación en la que nos encontremos.

ovejita

La alimentación equilibrada de nuestros animales, los cuidados sanitarios que garantizan su buena salud, el pastoreo como ejercicio físico y unas correctas prácticas higiénico-sanitarias a la hora de obtener la leche fresca son las máximas que se siguen en la finca familiar.

Share This