Tres generaciones entregadas al arte quesero.

Manuel Martín y Consuelo Crespo, Pedro García  y Guillerma Valencia (abuelos maternos y paternos) siguen la tradición familiar y hacen de la agricultura y la ganadería su modo de vida. Las palabras majada, trashumancia, ganado, pastos, leche y quesos, eran tan afines a ellos como sus propios nombres.

pastor

En este entorno crecen Raimundo García Valencia y Virtudes Martín Crespo, nuestros padres, que a finales de los años 90 compran la finca “Alta Calera” y ponen en marcha su propio proyecto profesional, que incluía la mejora genética de su rebaño caprino y la adquisición de modernas instalaciones que permitiesen crear un lugar confortable para desarrollar su actividad ganadera.

Share This